¿Cómo se leen las recomendaciones?