¿Para qué sirven las recomendaciones?